Cómo se hizo - ARMONIA

 


Las tardes de domingo, todos están en casa y entre películas, conversaciones y movimientos...no es posible concentrarse en casi nada.

Lo único posible de hacer es: dibujar.

Tras varios dibujos (no tengo foto en estos momentos) se trata de elegir los elementos que más atraen y con ellos montar lo que puede ser un quilt acolchado a máquina (detalle importante si lo quieres acolchar a máquina).

Se trata de buscar una tela lo suficientemente grande y el hilo o los hilos adecuados para obtener el resultado deseado.

Una vez todo esto está decido hay que marcar la áreas grandes para que todo quede donde está previsto.


De ahí a la máquina. Tengo la gran suerte de disponer de una máquina de brazo largo que es la que utilizo para los acolchados de mis clientas y que, de vez en cuando, utilizo para uso personal.



Y ahora solo toca acolchar (que se dice pronto).

Generalmente, hago pruebas con una pieza más pequeña pero en este caso no lo vi necesario y el motivo es que estaba a pocos días de cerrarse el plazo de presentación del concurso "Soy libre" organizado por la Asociación Española de Patchwork y por ello utilicé materiales conocidos con los que es posible preveer el resultado final.


Avanzando poco a poco y con mucho mimo.


Un poco más...

y finalmente los últimos detalles como son la manga y la etiqueta (ya no daba tiempo de mucho más).
Hay que mandarlo ya para que esté dentro de plazo.


Y allí está, en Madrid hasta el domingo 24 de octubre de 2021

Foto mandada por teléfono de una buena amiga.


Me siento feliz de haber conseguido una pieza que me gusta mucho, que cuelga mucho mejor que la mayoría de las anteriores a pesar de la gran cantidad de acolchado que tiene y la he hecho con mucho menos tiempo del que suelo invertir.

Siento que avanzo y aprendo más sobre acolchado, cada día.

¡Felices acolchados!








Comentarios

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.